Granizado de Espinacas con Jengibre

Granizado de Espinacas con Jengibre | ChopChop

Description

¿Tú no siempre querrás comer tus espinacas, pero que tal si las bebes? Esta malteada espesa te regala lo mejor de ambos mundos puesto que es un agradable y helado bocadillo que es bueno para ti. También llena así que es un excelente desayuno. Por Adam Ried

Hands-on time: 5 minutes
Total time: 5 minutes
Makes: 2 PORCIÓNES

Kitchen Gear: 

Cuchillo afilado (se necesita un adulto)
Tabla para picar
Cucharas medidoras
Taza medidora
Licuadora (se necesita un 
adulto) 

Ingredients

1  
taza con cubos de hielo
1⁄2  
taza con agua muy fría
1  
naranja pelada y en gajos, o una manzana cortada en cuartos y sin corazón
1⁄2  
banana pelada y rebanada, preferentemente congelada
1 1⁄2  
cucharaditas de jengibre fresco picado
2  
cucharaditas de miel de abeja o sirope o jarabe puro de maple
2  
tazas de hojas de espinacas bien enjuagadas en agua fría
   
Sal

Instructions

  1. Coloca todos los ingredientes incluyendo una pequeña pizca de sal en la licuadora. Coloca la tapa con firmeza.
  2. Enciende la licuadora a velocidad media y licúa hasta que la mezcla quede suave, y lo suficientemente líquida para moverse libremente en la jarra de licuadora, incrementando la velocidad a alta de ser necesario, como en 40 segundos (tal vez tengas que detener la licuadora, retirar la tapa y revolver el contenido si este se atora y no comienza a moverse. Si tú tienes que hacer esto, primero asegúrate un 100% de que las aspas de la licuadora se han detenido.
  3. Sirve inmediatamente. 

Notes

O también
Si tú no tienes jengibre fresco, no te preocupes. O intenta utilizar una cucharadita de vainilla y/o media cucharadita de ralladura de naranja en su lugar.

¡Intenta Esto!
Tú puedes mantener al corriente un suministro de bananas congelándolas. Cuando éstas están maduras, pélalas y rebánalas, acomoda las rebanadas en una sola capa sobre un plato que hayas cubierto con envoltorio plástico y congélalas hasta que queden duras (toda la noche es mejor) ¡después puedes colocar las rebanada en una bolsa de plástico y tenerlas listas en una bolsa en el congelador cuando sea que necesites unas para un smoothie o bocadillo!